En México, los satélites y Wi-Fi se unen para llevar Internet a áreas remotas

En México, los satélites y Wi-Fi se unen para llevar Internet a áreas remotas

Puede ser un poco difícil para la gente en el mundo desarrollado, la mayoría de los cuales tiene internet de alta velocidad en su hogar, comprender la absoluta falta de conectividad en muchas otras partes del mundo. Esto es particularmente cierto en las zonas rurales de México, donde los residentes de pequeños pueblos de todo el país deben viajar, a veces grandes distancias, sólo para encontrar un teléfono o una señal de Internet.

En esta oportunidad Peter Foyo comparte la experiencia de Viasat, proveedor de Internet Satelital que está cambiando la vida de miles de personas en lugares apartados de México. El presente texto es un relato de Cisco Ortega, gerente de operaciones de Viasat, publicado en el portal corpblog.viasat.com a mediados de abril de 2018 bajo el título In Mexico, satellite and Wi-Fi come together to bring internet to remote areas.

 

networking

 

Conociendo la necesidad de los clientes mexicanos

Cuando se analiza la mejor manera de atender a estas poblaciones a medida que Viasat se expande a nivel mundial, el proveedor Viasat concluyó que tenía que implementar en México un tipo de modelo completamente diferente.

Hace apenas unos años, Viasat adquirió NetNearU, una compañía con sede en Texas con gran experiencia en servicios gestionados de Wi-Fi. Si se está familiarizado con la forma en que un hotel o cafetería permite el acceso a Internet a través de un inicio de sesión basado en el navegador, ese es precisamente un aspecto del Wi-Fi administrado. Otra es la capacidad de tomar una señal de Internet y compartirla mediante puntos de acceso similares al enrutador inalámbrico de un hogar, sólo que más potente. Ahora llamada Viasat Wireless Services, esta división de la compañía miró al otro lado de la frontera y vio tanto una oportunidad de negocio como una oportunidad para ayudar a estas poblaciones rurales a conectarse.

Con los satélites ViaSat-1 y Anik F2 que proporcionan cierta cobertura sobre el norte de México, Viasat se dispuso a probar cómo estas dos tecnologías podrían funcionar juntas para conectar ciudades como Laguna Sánchez (población 381) y Ciénega de González (población 281). Viasat comenzó mirando lo que estaba disponible en algunos de estos pequeños pueblos y hablando con los residentes para saber qué necesitaban. ¿Cómo querían usar Internet?, ¿cómo estaban accediendo ahora?, ¿cuánto podrían pagar por la conectividad?, ¿qué dispositivos usarían para conectarse?.

 

Tecnología y logística

Curiosamente, la tecnología para entregar el servicio demostró ser uno de los problemas más fáciles de resolver. Viasat ya tenía cobertura satelital en el área, por lo que la instalación de una antena y luego un punto de acceso Wi-Fi pusieron los elementos básicos en su lugar. Sin duda, Viasat tuvo una buena cantidad de desafíos para configurar las primeras ubicaciones, pero la parte difícil fue encontrar el método correcto para vender el servicio.

Como se anotó antes, el modelo que Viasat usa en lugares como los Estados Unidos, donde un hogar o empresa individual obtiene su propio equipo, no iba a ser asequible para estas personas. Ofrecerles un servicio de Internet en un estilo más “a la carta” resultó ser más de su agrado. Experimentaron con algunos planes diferentes y finalmente se decidieron por hacer  variaciones de un plan en el que se compra acceso durante un período de tiempo determinado (una o dos horas, por ejemplo) y otro en el que se compra una cantidad determinada de datos que se pueden usar en cualquier momento. Con precios tan bajos como 50 centavos por una hora o dos de conectividad, era algo que la gente podía pagar.

En cuanto a cómo cobrar las tarifas del servicio, Viasat probó algunas cosas diferentes antes de llegar a la solución correcta. Vender tarjetas con franjas de cero (como las que se usan en los boletos de lotería) resultó ser menos que ideal, por lo que se decidieron por un portal digital. El comerciante recoge efectivo y el cliente obtiene un número de inicio de sesión de un portal en línea que luego puede usar para obtener el acceso que pagó.

 

satellite

 

Mucho más por venir

Hoy, Viasat con su socio Prosperist, está incrementando el servicio en todo México con la cobertura y capacidad adicionales que ahora dispone con ViaSat-2. No sólo están atendiendo a más personas, también les están brindando un servicio mucho mejor que el ofrecido anteriormente en otros satélites de baja potencia. En lugar de que todo el pueblo comparta 1 megabit por segundo de servicio (traducción: muy, muy lento y sin video), se ofrecerá hasta 25 Mbps. En lugar de apenas conectarse a Internet, estas personas podrán transmitir videos, Skype con amigos y familiares, recibiendo todo lo bueno que ofrece la velocidad de banda ancha.

Viasat expresa que continuará perfeccionando y mejorando este tipo de servicio en todo México, mientras, también ofrecerá un servicio más tradicional a aquellos que quieren y pueden pagarlo. Mientras tanto, hay otros países que pueden necesitar el modelo mexicano, como Costa Rica y la República Dominicana. Y dado que Viasat recientemente se asoció con Telebras, proveedor estatal de telecomunicaciones de Brasil, se espera que ofrezcan Wi-Fi comunitario en ese país también.